lunes, 20 de agosto de 2012

San Roque recorre las calles de Macotera durante más de seis horas


San Roque recibió, un año más, el cariño de cientos de macoteranos durante su fiesta grande.
San Roque recibió, un año más, el cariño de cientos de macoteranos durante su fiesta grande. TRISOL
TRISOL La cuenta atrás llegó a su fin tras 365 días. Los macoteranos viven esperando cada 16 de agosto con la ilusión de ver de nuevo en la calle a su patrón, San Roque.

Tradición y corazón, uno de los lemas de la villa, se hicieron realidad este jueves en una jornada que se inició a las ocho de la mañana con la alborada de los dulzaineros locales y siguió con el primer encierro por un recorrido urbano hasta la plaza de toros y donde no faltaron el peligro, la emoción y los aplausos.

A las doce del mediodía se inició la solemne misa en honor a San Roque, que contó con las autoridades locales así como la reina y damas de las fiestas. Tres cuartos de hora más tarde, cientos de miradas confluían en la portada del templo mientras San Roque y la Virgen de la Encina iniciaban su lento peregrinar por la Plaza Mayor. Desde el balcón el Ayuntamiento, Antonio Hernández fue el encargado de leer la loa al santo, interrumpida por las ovaciones del público, y que finalizó con los vivas a Macotera y a sus patronos.

De nuevo, los dulzaineros marcaron el comienzo de una procesión que se prolongó durante más de cuatro horas y en la que no cesaron los bailes para que San Roque sintiera el calor de los macoteranos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada