jueves, 7 de mayo de 2015


La muestra puede visitarse durante todo el mes de mayo en el museo etnográfico de Macotera.
La muestra puede visitarse durante todo el mes de mayo en el museo etnográfico de Macotera. / C. HERNÁNDEZ






  • El museo etnográfico acoge las obras del I Concurso de Pintura Rápida al Aire Libre



    El patrimonio de Macotera -sus calles y plazas, su riqueza arquitectónica y paisajística, pero también su etnografía- a través de la mirada de más de una veintena de artistas es lo que se puede ver hasta finales de mayo en el museo etnográfico del municipio, gracias a la exposición de las obras realizadas durante la primera edición del Concurso de Pintura Rápida al Aire Libre ‘Villa de Macotera’ que se celebró el pasado día 25, con una gran afluencia de gente, tanto para participar como para ser testigos de esta iniciativa que ahora arranca.
    Un total de 24 participantes de los 34 inscritos muestran la belleza y el embrujo de este pueblo. «Algunas de las personas inscritas no asistieron seguramente por el mal tiempo que hizo», asegura el concejal de Cultura y a la vez diputado de Turismo y Patrimonio, Antonio Gómez Bueno, quien recuerda la lluvia de ese día, que hizo que diversos participantes decidieran cambiar su ubicación para realizar su obra, debido la lluvia, situándose finalmente en los soportales de la Plaza de Macotera.
    Segovia, Toledo, Valladolid, Zamora, Cáceres, Aranda de Duero, Bilbao y Salamanca, entre otras, eran las localidades de procedencia de los artistas que participaron en este certamen, que dejaron como resultado obras de gran calidad y que hicieron que el jurado lo tuviese muy difícil a la hora de elegir a los tres premiados.
    Un jurado que estuvo formado por cinco personas, relacionadas con el mundo de las artes y todas externas a Macotera: Joaquín Pinto Escribano, licenciado en Filosofía y relacionado con la formación en línea; Manuel Benito Villoria, licenciado en Bellas Artes y en Historia y técnico del departamento de Cultura de la Diputación; Elvira Mata Pérez, licenciada en Historia del Arte y trabajadora del área de Cultura de la Diputación; Roger J. Sánchez, creativo de una empresa de diseño publicitario; e Inés Zancajo Avalos, profesora de pintura.
    Todos ellos decidieron -tras analizar todas las obras participantes, las cuales son las que forman la exposición de la que ahora pueden disfrutar los vecinos de Macotera y cuantas personas lleguen al municipio- que los ganadores de esta primera edición fueran Julio Gómez Mena, de Bilbao, que se llevó el primer premio consistente en 1.500 euros; Severiano Monge Ormaechea, de Aranda de Duero, que se alzó con el segundo premio, dotado con 750 euros; y Julio Arranz Hernández, procedente de Valladolid, que consiguió un accésit de 250 euros.
    Los tres cuadros premiados han pasado a ser propiedad del Ayuntamiento de Macotera, mientras que el resto de trabajos podrán ser recogidos por sus autores una vez acabada la exposición. Todas ellas forman parte de la muestra, y algunas han sido puestas a la venta por sus propietarios, con precios que oscilan entre los 300 y los 600 euros, como así pueden comprobar los visitantes que quieran adquirir alguno de los cuadros.


    Las obras presentadas al concurso estaban realizados, en su mayor parte, con las técnicas de óleo y de acuarela, siendo el tamaño de los cuadros muy diverso, como se puede observar en la exposición.
    Respecto a su contenido, lo más representado es, quizás y debido a la lluvia que obligó a más de uno a cambiar de opinión, la Plaza y las calles adyacentes, así como la iglesia, pero también hay diversas panorámicas del municipio.
    Continuidad
    Este primer certamen, como asegura Antonio Gómez Bueno, nace con una intención clara de que perdure en el tiempo y que tenga continuidad todos los años a partir de ahora. «Si continuamos en el equipo de Gobierno, el concurso se institucionalizará para el último sábado del mes de abril, ya que consideramos que es un momento ideal, cuando el campo está más bonito y el paisaje presenta una imagen llena de colorido», afirma el edil de Cultura quien, además, recuerda la satisfacción con la que se fueron los participantes en esta primera edición del Concurso de Pintura Rápida al Aire Libre ‘Villa de Macotera’, ya que se fueron muy contentos con la organización, que a media mañana les ofreció un tentempié, así como alimentos a la hora de comer, y con el hecho de acabar a las 15:30 horas, lo que les permitió poder regresar a su lugar de origen a una buena hora o bien tener la tarde libre para visitar el municipio. Algunos de los participantes también aprovecharon para realizar sugerencias a los organizadores, con el fin de pulir detalles para próximas ediciones.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada